Argentina presente en la Western States 2018

Por primera vez en las 45 ediciones de la carrera, hubo tres argentinos en la línea de salida de la madre de las carreras de 100 millas del mundo. La Western States Endurance Run pasó el fin de semana, con récords, calor, mucho calor, y mucho hielo.

El sábado pasado, el pintoresco pueblo de montaña de Squaw Valley recibió a los 369 agraciados que pudieron colgarse el número y transitar el Western States Trail hasta llegar a Auburn, en el corazón de California (Estados Unidos). No fue uno de los años más calurosos de todos, pero igual, no ser un año caluroso en WS100 significa una máxima de 44 grados en el sendero. Ni siquiera mencionaremos la sensación térmica, porque en un lugar donde no hay una leve brisa para amenizar la situación, ya se podrán imaginar ustedes. Más allá de estos datos, hubo un porcentaje alto de finishers (81% – 299 finishers de 369 corredores que comenzaron). Uno de los factores principales fue la organización, que dispuso, entre un montón de cosas, 40 kilos (!!!) de hielo por participante entre los 16 puestos de abastecimiento de la carrera. Un lujo.

Jim Walmsley, a fondo en carrera. Foto: Gary Wang.

Con temperaturas llegando a estos valores, y todo lo que eso implica, se decía que Jim Walmsley (si, aquel que iba por su tercer intento en destrozar cronómetros) no podría batir ningún récord este año. Para romper con los pronósticos, no sólo esos, sino los que decían que no lograría siquiera completarla (NdE: el mío, por ejemplo) el oriundo de Flagstaff (Arizona) y parte del grupo que se armó su fama en las redes sociales, los Coconino Cowboys, estalló el récord establecido por Timothy Olson en 2012 (14:46:44) para dejarlo en un impresionante 14:30:04. Al lungo de Flagstaff lo escoltó (lejos, bien lejos) el hombre que más domina esta distancia, François D’Haene con 15:54:53 y el estadounidense Mark Hammond con 16:08:59.

Courtney Dauwalter parece que no sufrió, ni siquiera a metros de la llegada. Foto: Gary Wang.

Entre las mujeres, Courtney Dauwalter dio otra clase magistral de cómo correr una ultramaratón de montaña. Salió con paciencia, dejando a la jóven Lucy Bartholomew tirar (tiro fuerte, por momentos, estuvo casí 30′ debajo del récord del circuito) y espero su momento para atacar e irse. Después de la milla 50 tomó el liderato, y nunca lo dejo, para terminar ganando con 17:27:00, siendo el segundo mejor crono femenino de la historia de la carrera. Kaytlyn Gerbin fue segunda, al igual que en los hombres, a más de una hora de la ganadora con 18:40:19 y finalmente la Australiana Lucy Bartholomew fue tercera con 18:59:45.

Resultados Completos – Click Acá –

Los argentinos

Cómo decíamos anteriormente, fueron tres los argentinos en la prueba, siendo un dato histórico para la prueba. Diran Sirinian (Buenos Aires, obtuvo su cupo en el sorteo presencial de la edición pasada), Hernan De Lahitte (Buenos Aires, obtuvo su cupo en la lotería con 4 tickets) y Mariano Volpedo (Buenos Aires, residente en Santiago de Chile y Bogotá, obtuvo su cupo en la lotería con 2 tickets). 

Diran no pudo completar la prueba, llegando hasta la milla 55.7 (Michigan Bluff). Hernan de Lahitte completó la prueba en 25:10:26 y Mariano Volpedo en 28:51:44.

Dejamos los videos de las llegadas de ambos Argentinos. Destacamos también la presencia Sudamericana, con dos brasileros y un ecuatoriano también siendo parte de la edición Nº 45 de la Western States Endurance Run.

Hernan de Lahitte

Mariano Volpedo

Deja un comentario

X