Trail Running Argentina
Relatos

Desafio Ansilta, por Rafael Hidalgo

San Juan, Domingo 18 de Mayo. La jornada en Ullúm se anunciaba con un típico frío otoñal previo al amanecer. No obstante, lentamente fue calentándose con el fuerte sol sanjuanino que comenzaba a asomarse y con el calor de todos los corredores que esperaban ansiosos ese momento que tanto habían preparado: los 42 km del Desafío Ansilta. En la línea de largada estaba con mis hermanos Adriana y Alfredo, dándonos ánimo durante la cuenta regresiva, esos minutos, segundos finales previos…¡Y al fin largamos!

Foto de Portada: Largada Ansilta 42k 2014. Marcelo Tucuna

Nuestro Autor Invitado del día es Rafael Hidalgo, que es tan bueno corriendo como escribiendo, y nos relata su experiencia al segundo puesto en el Desafío Ansilta 2014

El circuito comenzó con la salida desde complejo Palmar del Lago a orillas del dique de Ullúm, encaminándose hacía el primer ascenso de la carrera, la Loma de las Tapias, ofreciéndonos un bello y extraño paisaje desértico pintado con tonalidades rojizas, marrones y ocres.

Rafa en los primeros kilometros de carrera. Foto: Osvaldo Noguera

Rafa en los primeros kilometros de carrera. Foto: Osvaldo Noguera

Las sensaciones eran buenas. Desde los primeros kilómetros pude acomodarme en el pelotón delantero pero siempre cuidando no excederme en el ritmo y conservando energías para el resto del circuito, pues siendo local, sabía que lo más duro estaba hacia la segunda mitad.

Así, los kilómetros fueron transcurriendo por una variedad de terrenos que incluían lechos pedregosos de ríos secos, suelos arenosos y espectaculares lomas de arcilla y cañones erosionados, de a poco y a medida que el circuito nos exigía cada vez más, el pelotón fue diluyéndose hasta que quedamos solo tres corredores manteniendo la delantera al momento en que cruzábamos el río San Juan en dirección a la trepada más dura de la carrera, “Las Coloradas”, en el kilómetro 25. Fue en éste punto en el que comenzaba a definirse la carrera para mí. Sacando a relucir su chapa y experiencia, el gran Cristian Mohamed, a quien acompañaba hasta entonces, tomó la delantera sacando un par de minutos de ventaja y yo por mi parte logré conservar la segunda posición.

Compartiendo unos kilómetros con el ganador, Cristian Mohamed. Foto: Jorge Amaya.

Compartiendo unos kilómetros con el ganador, Cristian Mohamed. Foto: Jorge Amaya.

Mientras tanto, desde el filo del cerro la amplia vista era sencillamente impresionante. Hacia el Este podía observar el Río San Juan surcando el desierto que acabábamos de atravesar, en tanto que hacia el Oeste aparecían brillando las aguas del Dique de Ullúm y más al fondo, el Valle de Zonda al pie de las Sierras Azules, lugar donde vivo y entreno, algo verdaderamente especial para mí.

Dejando de lado el paisaje, mi cabeza estaba puesta en la carrera, concentrado y recordando siempre los consejos de mi entrenador, Marcelo Perotti. A esas alturas (altura de la montaña y de la carrera) no podía cometer errores. Serpenteando el peligroso filo que conduce al cerro Tres Marías, la estrategia entonces consistió en consolidar mi posición, buscando alejarme del tercero sin perder de vista al primero, pero cuidando siempre no caer en las trampas de la ambición, ya que todavía quedaban algunos kilómetros difíciles por delante y el sol del mediodía comenzaba a apretar.

Cerro Tres Marias. Foto: Marcelo Tucuna.

Cerro Tres Marias. Foto: Marcelo Tucuna.

Ya en la bajada del cerro Tres Marías, el público comenzaba a aparecer dando aliento a los competidores que debíamos encarar el último tramo del recorrido con lo que nos quedaba de fuerzas. Las cosas se mantenían igual en cuanto a los resultados y el calor de la llegada comenzaba a sentirse. Allí, un gran marco de público esperaba a los corredores, en el que finalmente me pude encontrar con mi familia y amigos…Cosas buenas de correr en casa.

En resumen, más allá de haber alcanzado un buen resultado (2° posición en la general), disfruté mucho participar en éste desafío. Recomendable en todo sentido para los amantes del Trail, desde el entretenido circuito con senderos técnicos y variados, hasta todo lo que involucra una buena organización. El Desafío Ansilta se ha convertido en una cita obligada para el próximo año.


Tags: 2014, Argentina, Desafio Ansilta, Rafael Hidalgo

Autor Invitado a colaborar con noticias, relatos y experiencias en Trail Running Argentina.

Deja tu comentario!