Diario de Viaje #1 – Tudo casi bom, tudo casi legal

SEMANA I – ARGENTINA / BRASIL

Estoy sentado en el aeropuerto, pensando en como arrancar. De atrás para adelante, de adelante para atrás. Arrancar por lo bueno o por lo malo. Por la montaña o por la playa.

En fin, prefiero descargarme con ustedes y que sepan que lo único malo de esta primer semana me esta pasando exactamente ahora. Siendo las 2 a.m perdí el vuelo a Madrid. Y si, soy un boludo! Pero este “pequeño” detalle no va arruinar mi estadía en Sao Paulo y en Praia do Lazaro (Brasil). Y como me dijo un amigo que me dejo Brasil y me dio una mano enorme, “pasado pisado y no se hace nada pensando en lo que paso, cabeza al frente y a solucionar problemas”. Eso es lo lindo de los viajes, cuando pensás que esta tudo bom tudo legal….zaaaaz perdiste el vuelo, y prácticamente a arrancar de cero.

Explorando los senderos alrededor de Sao Paulo.

No hay mas que decir de esta parte trágica de un viaje tremendo. Así que un punto aparte y espero que les guste un diario de viajes que nace con la idea de demostrarle mi vision de la felicidad, y como lo llevo en practica para mi vida. La felicidad esta en exprimir cada segundo de tu vida al máximo. Con miedos y certezas, con pasión y ambición. La montaña, la aventura y los viajes, claro esta, responden a todo eso. Sino diganle a mi cabeza que esta que explota, entre adaptarse al medio y pensar que es lo que tiene que hacer para ser un mejor corredor de Trail Running. (y como pagar la multa del vuelo jaja).

No quiero decirles que esto es una realidad increíble, por que por mas lindas que parezcan las fotos, por mas bien que la este pasando. Uno siempre tiene problemas. Pero cuando te rodeas de gente buena, de buena vibra y con objetivos claros, sabes que los problemas no son problemas, son soluciones.

Después de unos 3 días en la ciudad de la furia brasileña, Sao Pablo, puedo decir que agote mis días de vivir en una ciudad grande. Y eso que esta metropolis con mas de 40 millones de habitantes tiene a 30 min el Pico de Jaragua, que es un paraíso similar a la reserva ecológica de Buenos Aires pero con desnivel, monos y una trilha (trail) mas que interesante. Me gusto tanto que fui una vez con Nicolas un amigo argentino (salteño con mezcla de correntino y guarani) que vive en Sao Pablo (donde me quede toda la semana) que sabe mas idiomas que el google traductor y encima trabaja en una cervecería de la hostia (Croma Beer). Entre mates y mates no nos cansamos de charlar de Trail, de montaña y de como nos organizaríamos el finde para ir a la carrera “Desafío 28 Praias” en Ubatuba. Luego está ese contacto que te dan las carreras, Eduardo. Otro amigo brasilero que me paseo por todo Sao Paulo (o lo que se puede decir todo por que es inmenso) para que conociera otras partes. Mucho subte, mucho colectivo y mucha cultura brasilera.

Ahora si, pasamos a lo mas lindo de esta parte del diario. La montaña, la playa, la tranquilidad que tanto buscaba. Lugares hermosos tiene Brasil y de tanto buscar y buscar en Wikiloc, apareció el Pico do Corcovado. Madre mía que montaña, increíblemente dura y con un paisaje tremendo, las playas, el Océano Atlantico y un sendero que iba desde una reserva Tupai Guarani, por una huella casi perdida y de poco uso, entre medio de la mata atlántica y con muchas ramas o lianas que me dejaron un par de marcas.

Por terminar el Desafío 28 Praias.

Al otro día era la carrera, Desafío 28 Praias, carrera a la que fui invitado y me sorprendió la buena vibra de la organización, siempre atentos y una carrera correcta desde largada a llegada. El circuito era un poco raro para mi, pero sabia que si corría inteligente y con mucha garra para que en la arena y llano no me saquen tanto, en las zonas de montaña los podia recortar. Y así fue, faltando 4 km veo que el corredor que iba por delante empieza a mermar el ritmo en subida y aproveche para apretar los dientes, sentía que los cuadriceps explotaban por un momento, pero le pude sacar una ventaja final para llegar a meta tranquilo y disfrutar del esfuerzo de saber que vengo haciendo las cosas bien.

Luego que decirles, playa, playa y mas playa, hasta ahora que me tengo que ir a charlar con la empresa Iberia para que entiendan que necesito el vuelo proximo para las conexiones. Deséenme suerte y buena vibra, QUE TODO VA A SALIR BIEN.

Tudo bom, tudo legal!

PD: Imposible conseguir agua caliente para el mate y el café sale un ojo de la cara en el aeropuerto. Ahh y nos comimos un asado con Marcelo (un fotógrafo de la carrera, muy piola también) y Nico, que casi nos rompe los dientes. Los cortes en brasil son muy raros y las vacas trepan tanto que están mas contracturadas que mis piernas después de dormir toda la noche en el aeropuerto.

Dejá una respuesta